Rincón de la Familia

Usando los Medios con Moderación

Posted:

Recientemente estuve en una conferencia de medios de comunicación en St. Louis, MO y una de las conferencistas principales, la Hermana Helena Burns, FSP tocó un tema muy interesante que todas las familias hoy en día, tienen como desafío.

Me estoy refiriendo, al uso exagerado de los medios de comunicación y más concretamente de los teléfonos celulares inteligentes.

En su conferencia la hermana explicaba cómo podemos usar los teléfonos inteligentes de una manera más humana. Ella describía la situación común que pasa cuando tú estás hablando con alguien sobre y de pronto esa persona recibe un texto o un mensaje y saca su teléfono y se pone a mirarlo en medio de la conversación y de pronto se le encienden los ojos y empieza sonreír, dándote la impresión de que el teléfono es más importante que tú en ese instante.

de hecho una de las claves de una comunicación efectiva es mirarle a los ojos a la persona cuando tú estás teniendo una conversación y también dirigirte con tu cuerpo, con tu posición de sentarte a pararte hacia la persona con la que tú estás hablando y eso le dice a él o a ella de que ellos son importantes.

Al mismo tiempo cuando dos personas están enojadas muchas veces se hablan desde la distancia a veces a gritos sin mirarse o hacer contacto con los ojos.

Entonces podemos decir que el sacar el teléfono en medio de una conversación aunque a veces es muy tentador, puede ser como una falta de respeto o una ofensa para la persona con la que estamos dialogando o compartiendo.

Volviendo a la conferencia, ella dijo que hay tres lugares donde no deberíamos tener o usar los teléfonos inteligentes.

1. La Iglesia, 2. alrededor de nuestra mesa familiar, y 3. en nuestros dormitorios.

La iglesia es un lugar sagrado donde vamos a orar y alabar a Dios inclusive ella sugirió que deberíamos apagar los teléfonos durante la Misa ya que no es suficiente ponerlos en vibración es mejor apagarlos así no recibimos ningún mensaje que nos pueda distraer en ese momento.

Así mismo hoy en día se está perdiendo mucho el compartir como familia alrededor de la mesa, y ella nos desafió a hacer un tiempo, aunque sea a diferentes horas cada día, donde todos en la familia puedan estar alrededor de la mesa y compartir. Durante este tiempo que es sagrado de la familia deben apagarse los teléfonos y otros medios como radio y televisión.

Debemos sacar los medios de comunicación, teléfonos y televisión de nuestros dormitorios pues es un lugar sagrado de la familia, y la pareja, donde debería haber momentos para dialogar, conversar, y compartir y los teléfonos y televisión; crean una barrera reemplazando la comunicación de la pareja.

Finalmente en general deberíamos limitar el uso de los medios y tratar de tener más interacción en persona de hecho la Asociación de Medicina en América recomienda que los niños no estén más de una hora al día en frente de un televisor y los teléfonos inteligentes pues éstos pueden ser considerados como un medio más de comunicación electrónica.