Una Puerta Santa para la misericordia y el amor de Dios

El Obispo abre la Puerta Santa observando el Jubileo del Año de la Misericordia

Posted:

PROVIDENCE — Por muchos años la Diócesis de Providence se ha unido junto a otras diócesis en el mundo entero para preparar el comienzo del Jubileo del Año de la Misericordia. Se han hecho tarjetas imprimidas con una especial dedicatoria por el sacramento de la reconciliación y como lo pidió el Papa Francisco, el Obispo Thomas J. Tobin abrió la Puerta Santa, las puertas de la catedral de los Santos Pedro y Pablo.

Construida y tallada a mano con madera proyectada con el espaldar de cobre y viñas de uva vivas, la Puerta Santa fue sellada con un listón morado abriendo así la ceremonia de apertura y comenzando así el año del Jubileo. El domingo estas preparaciones se llevaron a cabo mientras el Obispo Tobin cortó el listón y empujó la Puerta santa, comenzando así el Año de la Misericordia un gesto simbólico de la apertura del perdón y el amor de Dios.

“Y ha comenzado el Jubileo de la Misericordia en la Diócesis de Providence”, anunciaba el Obispo Tobin durante su homilía en la misa.

La apertura de la Puerta Santa es una tradición en la iglesia por muchos años, y ha simbolizado la apertura del perdón de Dios y su Misericordia para muchos católicos durante los años de los jubileos. Desde los años 1400, muchos peregrinos viajaban a Roma para la apertura de la Puerta Santa y a otros lugares con su compromiso de fe y recibían indulgencias. El martes pasado, el Papa Francisco abrió la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro declarando oficialmente el comienzo del Jubileo del Año de la Misericordia en el día de la Inmaculada Concepción.

“Pasar por la Puerta Santa significa redescubrir la infinita Misericordia del Padre quien nos da la bienvenida a todos y sale a nuestro encuentro”. Dice el Papa Francisco, nos decía el Obispo Tobin en su homilía. “Este debe ser un año donde vamos a crecer más y vamos a descubrir la misericordia de Dios”.

El Obispo Tobin estuvo acompañado durante la apertura de la Puerta Santa por Ibrahim Aray, Sambtu Mencha y sus cuatro hijos. Una familia católica que llegaron como refugiados a Rhode Island desde Eritrea, asistidos por la oficina de Inmigración y Refugiados de la Diócesis. Ellos viven en Providence por muchos años.

También estaban presentes otros como los Caballeros de Colon, una Orden de Malta. El superintendente de la catedral John Emmons junto a su asistente Rob Cooke y se les agradeció mucho por la decoración de la Puerta Santa, la cual fue una preparación que llevó muchos meses. El diseño de la puerta incluye las imágenes simbólicas de los cuatro escritores de los cuatro evangelios y las raíces de la catedral que son irlandesas así como las viñas que representan a Cristo en la celebración del Jubileo.

“El año del jubileo es un regalo que Dios nos ha dado” dice el Obispo Tobin. Es un regalo que hemos recibido y compartido – un recordatorio de que somos recipientes de la abundante misericordia de Dios”

El Obispo Tobin habló también mucho en su homilía acerca del regalo de la gracia que se nos ha dado a través del sacramento de la reconciliación y de nuestra responsabilidad como católicos de recibirla y compartir este regalo durante el Año del Jubileo de la Misericordia. También habló acerca del regalo de Jesús, recordándonos acerca de la presencia real de Dios.

“Jesús es el mejor regalo que hemos recibido porque Jesús es la encarnación de la Misericordia y el amor de Dios” dijo el Obispo.

Hubo personas que llegaron de toda la diócesis y asistieron a esta ceremonia solemne ypudieron entrar por la Puerta Santa. Muchos de ellos hicieron un peregrinaje planeado para poder estar allí. Jo-Ann A. Papa una feligrés de la iglesia de San Bartolomé en la ciudad de Providence dijo que esta celebración le recordó que ultimadamente la misericordia viene de Cristo.

“Yo creo que como Cristiana, la puerta para ir al cielo es mi corazón”, dijo ella. “solamente estoy afirmando lo que se”.

El jueves 21 de enero muchos tendrán la oportunidad de pasar por la Puerta Santa para la celebración de la Virgen de la Altagracia.

Pat McDonough un feligrés de la iglesia de La Inmaculada Concepción en la ciudad de Cranston visitó la Puerta Santa con sus amigos y planean regresar otras veces durante el año. Ella dijo que estaba contenta de que el Papa declarara el año 2015-2016 el año litúrgico del Jubileo de la Misericordia.

“Nos da la oportunidad de que si hay personas que están resentidas o enojadas”, dijo ella “Pueda ser que cambien sus vidas”.

McDonough dio que ella también esperaba obtener la indulgencia asociada con el caminar a través de la Puerta Santa. Una indulgencia, o remisión de un castigo temporal debido a un pecado, es obtenido participando en ciertos actos de devoción. El Papa Francisco ha declarado que los católicos pueden obtener una indulgencia solo cruzando la Puerta Santa, después de recibir la Eucaristía, haciendo una buena confesión de sus pecados, profesando su fe y rezando por las intenciones del Papa.

El Obispo Tobin indicó que todos somos bienvenidos a visitar la Puerta Santa y hacer peregrinaciones a la catedral durante el año que viene. La Puerta Santa se va a mantener abierta hasta que se cierre el Jubileo del Año de la Misericordia el 20 de noviembre del año 2016.