Sin Lugar a Dudas

Lo que nos faltaba: Otro planeta

Posted:

Por mucho tiempo he sido fanático de los programas espaciales. Me recuerdo estar parado en el frente de mi casa en Pittsburg en el año 1957 esperando un cuete que venía de Rusia, Sputinik y escuchaba el sonido beep..beep del satélite que se oía por la radio. Yo estaba en el octavo grado en el año 1962 y fue algo grandioso cuando John Glenn fue el primer norteamericano en circular el globo. Claramente también recuerdo ese domingo histórico del año 1969 cuando veíamos por la televisión con mi mamá y mi papá la llegada de Neil Armstrong a la luna.

Todavía sigo impresionado con lo mucho que la tecnología ha avanzado, puede enviar aparatos solos, sin tripulantes al espacio y pueden viajar por muchos años mostrándonos el sistema solar y más allá y enviar señales y fotos a una distancia de millones de millas, eso es algo asombroso que han podido llevar a cabo los científicos aquí en la tierra. Y es una gran tristeza que el compromiso de enviar aparatos espaciales se haya deteriorado tanto al punto que ahora tenemos que depender de Rusia para enviar o transitar aparatos desde la Estación Espacial Internacional, un laboratorio flotante especial que fue construido, diseñado y costeado por norteamericanos.

Sabiendo toda esta historia, me sorprendí mucho cuando hace un par de semanas escuché la noticia de que habían descubierto agua flotante en el planeta Marte. Este descubrimiento nos da la posibilidad de que haya vida en ese planeta. Como nos explicaba un científico, “Nuestra búsqueda en el planeta Marte ha sido, seguir el agua hasta encontrar vida en el universo”.

El haber encontrado agua en el planeta Marte también alberga la esperanza a que los humanos puedan viajar a este planeta y hasta puedan vivir allá. En esta búsqueda, me enteré de que hay una organización privada en Holanda que se llama Marte Uno y sus miembros están planeando activamente un viaje a Marte para establecerse allá permanentemente. Más de 202,000 personas se registraron para este viaje y se llaman Exploradores del Planeta Rojo. Después de un intenso examen solo quedaron 100. Las primeras cuatro personas viajarán en el año 2025 ¡y es un viaje solo de ida!

Entonces, vamos a colonizar el planeta Marte. “Lo que nos faltaba”, pensé, “hay que cuidar otro planeta cuando ni siquiera podemos cuidar en el que vivimos”. Que cinismo el nuestro porque podemos leer el contexto que el Papa Francisco nos dice en su carta encíclica Laudato Si, “Sobre el cuidado de la casa en común”. El Papa Francisco nos habla claramente acerca de las condiciones actuales de nuestro planeta: “La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería”. (#21)

El Papa también encabeza una lista de problemas que trae el que no cuidemos debidamente nuestro planeta: la contaminación,; cambio de clima; la bebida de agua pura; el rompimiento de la sociedad; la desigualdad global; la pobreza.

Es importante enfatizar que Laudato Si es más que los cambios climáticos, aunque es el tema principal. Es verdad – debemos reparar nuestra relación con la tierra, nuestra hermana, la madre tierra” son las palabras de San Francisco de Asís en su famoso cántico.

Quizá como todo está interrelacionado, (a lo mejor el tema de la carta del Papa) necesitamos también reparar nuestra relación con Dios, el Creador, y con nuestros hermanos y hermanas con quien compartimos esta tierra. Estas narraciones sugieren que la existencia humana se basa en tres relaciones fundamentales estrechamente conectadas: la relación con Dios, con el prójimo y con la tierra” (#66) escribe el Papa. Y claro, Dios viene primero. “Cuando tomamos conciencia del reflejo de Dios que hay en todo lo que existe, el corazón experimenta el deseo de adorar al Señor por todas sus criaturas y junto con ellas”. (#87) El Papa nos explica como la fe religiosa trae una única y perspectiva respuesta, a la pregunta.

Necesitamos reparar también nuestra relación con nuestros hermanos, una familia disfuncional solo está en guerra, violencia, crimen, intolerancia, pobreza y aborto. “Todos los seres del universo estamos unidos por lazos invisibles y conformados una especie de familia universal, una sublime comunión que nos mueve a un respeto sagrado, cariñoso y humilde” (#89). Y agrega, “No puede ser real un sentimiento de intima unión con los demás seres de la naturaleza si al mismo tiempo en el corazón no hay ternura, compasión y preocupación por los seres humanos. (#91)

Ha… mis lecturas y reflexiones comparadas con Laudato Si pueden ser un reto, estoy seguro. Los problemas son muchos; la agenda es desalentadora. Una respuesta es necesaria. Es una situación de extrema emergencia y el Papa Francisco incluye su juicioso optimismo, un buen recordatorio para nosotros: El mundo es algo más que un problema a resolver, es un misterio gozoso que contemplamos con jubilosa alabanza. (#12)

Pero viendo como hemos ignorado a nuestro Creador, nos hemos tratado mal unos con otros, y hemos abusado de nuestro planeta, me siento escéptico acerca de la sabia idea de colonizar al planeta Marte. ¿Que nos hace pensar que vamos a tratar mejor la segunda casa que la primera? Y, ¿Porque tener que llevar a la familia a un lugar tan lejos cuando no podemos llevarnos bien con lo que tenemos cerca?

¿Irnos a vivir al planeta Marte? No lo creo.