El primer cumpleaños de Ángela

Posted:

El pronóstico de los doctores era que Ángela iba a morir al nacer o viviría unas horas o días y después moriría. Pero el 23 de marzo de este año Ángela cumplió su primer añito de haber nacido, un milagro para una pequeña que nació con un defecto al nacer donde partes del cerebro no estaban bien desarrolladas.

Le partimos un biscocho y toda la familia estuvo reunida y le cantamos feliz cumpleaños, todos estábamos contentos. Lloramos pero de alegría dijo Sonia Morales, la madre de Ángela. En la última entrevista que le hicimos a Sonia y a su esposo Rony Morales, discutimos acerca del largo camino que ha llevado esta familia con Ángela. Ellos reusaron a la sugerencia de abortar a su hija, la familia Morales es pro-vida y este testimonio ha sido de gran alivio para muchos otros padres que han pasado por lo mismo. Dice Sonia que ella sabe de al menos cuatro bebés que se han salvado de morir gracias a que han leído la historia de Ángela. Ellos han sido contactados por muchos padres de 48 países que han seguido de cerca la historia de Ángela por Facebook. “Ella ha sido una inspiración para muchas madres que les han diagnosticado que sus bebés van a nacer con algún defecto físico” dijo Sonia. “Cuando ellas me dicen: “Sonia, acabo de recibir el diagnostico, no puedo hacerlo, es muy doloroso”, yo les digo: “Dios le va a dar la gracia para enfrentarlo todo, no importa lo que pase. Sin la gracia de Dios no somos fuertes para llevarlo a cabo”.

Sonia y Rony Morales están casados por 6 años y medio y tienen una hija de 5 años, Elizabeth, ella está al tanto de la enfermedad de su hermanita. Ángela nació con anencefalia un defecto de nacimiento (congénito) grave. No tiene cura. Los bebes nacen con partes faltantes del cerebelo y el cráneo. La anencefalia se produce cuando la parte superior del tubo neural no cierra por completo.

Los doctores le dijeron a Sonia y Rony que muchos padres en la misma situación, optan por abortar, esa no era una opción para esta pareja devota Católica, ellos son feligreses de la parroquia de Nuestra Señora de Monte Carmelo en la ciudad de Providence.

“Nuestra sociedad, la cultura de muerte, está matando al débil, a los que no tienen voz, a los no nacidos, niños que no pueden hablar por ellos mismos”, dijo Sonia. “Niños discapacitados como Ángela nos están dando una gran lección, a ser compasivos. Ella nos está dando esperanza y eso es lo que el mundo necesita.

Sonia y Rony bautizaron a Ángela 20 minutos después de nacer. También recibió el sacramento de la confirmación, el sacramento de los enfermos y fue bautizada nuevamente durante la vigilia pascual del año pasado. El Obispo Thomas J. Tobin visitó la familia Morales en abril del año pasado, bendijo a Ángela y les regaló una reliquia de la Santa Teresa de Calcuta.

“Le damos gracias a Dios por Ángela. Ella es una viva prueba de que Dios está con nosotros” dijo Sonia. El 22 de marzo la familia Morales celebró el primer cumpleaños de Ángela con una misa de acción de gracias en la parroquia de Nuestra Señora de Monte Carmelo a la 1:OO p.m. El día 23 de mayo van tener otra misa en la Iglesia de San Patricio en Providence y todo el mundo está invitado a asistir. Ángela ha sido muy saludable, apenas le ha dado un poco de gripe, no tiene que ir a muchas citas médicas solamente lo necesario.

La única cirugía que tuvo fue el año pasado en el mes de mayo cuando le cerraron la parte de arriba del cráneo, esta fue una cirugía de tres horas.

Con su pelo negro y sus cachetes gorditos, Sonia dice que Ángela está creciendo despacio. También hace ruidos y responde cuando le hablan sus padres. Ella está viviendo en contra de todos los desafíos dice Sonia. Dice también que su hija Elizabeth quiere ser doctora misionera cuando sea grande porque quiere curar a niños enfermos. “Elizabeth es una niña muy compasiva” dice Sonia, “Ella ama a su hermanita. Siempre le dice que es preciosa. Que Dios la hizo así. Siempre le canta canciones que ella misma compone.

Ángela y Rony dicen que “Ángela es un regalo que Dios les ha “prestado” y que la van a disfrutar hasta que el decida llevársela. Vivimos un día a la vez, nos sentimos honrados de haber sido elegidos por Dios para cuidar a esta niña tan especial. Queremos mostrarle al mundo que si hay esperanza. Para poder darle valor a la gente y que no se dé por vencida” “No pierdan la oportunidad de abrazar a ese niño porque ellos dan y reciben mucho amor y eso es difícil de describirlo con palabras”.