El Obispo Tobin, una voz profética por los pobres

Posted:

PROVIDENCE - Hace casi diez años después del primero de mayo del 2006, tuvo lugar la mayor concentración de inmigrantes hispanos y simpatizantes que Rhode Island haya visto.

Ni siquiera un año en su ministerio, ya que fuera instalado como el octavo Obispo de la Diócesis de Providence el 31 de mayo de 2005; el Obispo Tobin estuvo a la vanguardia de hablar por los desfavorecidos, abogando con una voz fuerte y clara a favor de la vida, el matrimonio, los pobres y la causa de los inmigrantes indocumentados.

Sonia Aldana, una inmigrante de Guatemala cuya bebé Angela ha sido llamada un "Bebé milagro", ya que ha estado sobreviviendo durante más de un año a pesar de su condición de enfermedad terminal, compartió sus pensamientos con nosotros: "Ha sido un gran honor haber conocido a nuestro Obispo Thomas J. Tobin. Él es una gran bendición de Dios para nosotros y para toda la comunidad. Su amor incondicional y su compromiso con la vida humana, me inspira mucho coraje y pasión, y a no tener miedo de defender y promover la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural”.

Añadió "Cuando conocí al Obispo en enero de 2013 en un evento pro-vida le dije que mi bebé Angela no viviría después del nacimiento, ya que tiene anencefalia."

Ella dijo que él obispo la miró con gran compasión y le dijo "gracias por elegir la vida", y agregó "pero al final, sólo Dios sabe qué hará con tu bebé".

Ella continuó: "Él nos dio una bendición especial, y bendijo a mi bebecita por nacer. Él estaba en lo correcto; nuestra bebé Angela no murió al nacer y fuimos capaces de llevarla a casa. El Obispo ha sido un gran apoyo a nuestra familia, durante mi embarazo y después de dar a luz a nuestro bebé milagro a través del apoyo del programa diocesano: Mi Bebé, mi Regalo".

"Fue un privilegio que él viniera a visitar nuestra casa; una vez más, bendijo Angela cuando tenía 11 días de edad, esta vez con una reliquia de primera clase de la Madre Teresa de Calcuta. Para mi marido y yo este era un gran acto de humildad de su parte”.

"Estoy agradecida por las muchas ocasiones que he tenido la oportunidad de hablar con él, y él siempre da a mi marido Rony y a mí una palabra de aliento, el amor, la esperanza y la perseverancia a la voluntad de Dios. Es una gran bendición que el obispo Tobin esté en nuestro estado. Él es un gran defensor de la vida humana, del matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer; Yo le alabo por hablar con coraje en temas importantes para nuestra Iglesia Católica. Él es un hombre fiel de Dios y un pastor increíble”, ella concluyó.

Otra persona que ha sido afectada por la voz profética del obispo es Juan García, líder del Comité de Inmigrantes en Acción (Comité de Inmigrantes en Acción) que se dedica a ayudar a educar y abogar a favor de los inmigrantes indocumentados.

"El Obispo Tobin ha sido una persona clave para nosotros con su apoyo en el marzo de 2006, y también en muchas ocasiones en la que ha estado presente en muchas vigilias de oración para detener las deportaciones y orar en nombre de muchas familias y niños que sufren separaciones y dificultades; debido a que viven en la sombra y sin la oportunidad de un camino de la legalización”.

Él dijo: "Queremos felicitar a nuestro obispo, y le damos las gracias por su apoyo, al mismo tiempo decirle que nuestra comunidad ha crecido enormemente en los últimos 10 años y desea tener una relación aún más estrecha con él."

Expresó la preocupación de que muchos hispanos no se sienten re-presentados. "La comunidad se beneficiará con el desarrollo de una conexión más fuerte con nuestro obispo, porque mientras que la iglesia hace un trabajo increíble defensa de los inmigrantes y la prestación de servicios sociales; nuestros hermanos y hermanas evangélicos hacen un mejor trabajo en la creación de la hospitalidad y conexiones personales, y estamos perdiendo muchas personas a otras religiones", añadió.

Ana María Delgado, una joven católica que ha sido un misionera laico, líder juvenil y que ahora sirve en el Ducevich Centro Scalabrini dijo "Bastó escucharlo por primera vez hace aprox. siete años atrás en la Misa Diocesana Anual Pro Vida en la Parroquia de San Pablo en Cranston para admirarlo y darme cuenta de que estaba frente a un gran líder, poseedor de un enorme amor a Dios y compromiso con la defensa de la vida y la familia”.

Ella continuó: “Ese día, no solo reforzó mi convicción de que toda vida debía ser protegida desde la concepción hasta la muerte natural, y de que la familia debía ser salvaguardada, sino que al pedirnos que participaramos activamente en el ámbito legislativo contactando a nuestros representantes ante ciertos proyectos de ley que ponen en peligro la vida y la familia, me sentí estar ante un Obispo que me retaba personalmente como católica a tomar acciones concretas aquí y ahora. Eso me impactó tanto que desde entonces no pienso dos veces en escribir a mis representantes por www.faithfulcitizenri.org/ sobre estos u otros proyectos de ley que necesitan nuestra acción”.

“En diciembre del 2013 tuvimos la tremenda dicha de recibir la visita del Obispo Tomas Tobin en el centro comunitario católico Scalabrini Dukcevich Center de Providence donde trabajo. Su amabilidad, sencillez, humildad y sentido del humor cautivó a los voluntarios, trabajadores, directivos y a las personas que se encontraban recibiendo los servicios. Personalmente, nunca olvidaré su corazón compasivo con los necesitados y los nuevos inmigrantes, pues nos instó a servirlos como expresión del cuidado y compasión de Cristo y su Iglesia”. “Como católica hispana e inmigrante, es confortable saber que nuestro Obispo es un pastor que se preocupa por sus hijos en especial por los más vulnerables. Es una persona valiente y compasiva”, concluyó.

Stella Carrera, quien coordina la oficina diocesana de Inmigración y refugiados, tuvo palabras muy cálidas hacia el obispo Tobin. "Después de 10 años he dicho que un GRACIAS, con mayúsculas al obispo Tobin, por todo el apoyo que ha dado a la comunidad de inmigrantes, por su presencia en todos nuestros eventos, concentraciones y vigilias de oración, por su liderazgo tomando el tiempo para escribir personalmente al ICE para pedirles que detener las deportaciones, por su actitud hacia todos nuestros refugiados dándoles la bienvenida a nuestra diócesis; para esto y todo lo que hace, quiero expresar un gran agradecimiento desde el fondo de mi corazón ".

Gracias su liderazgo, La diócesis de Providence tiene una gran red de apoyo en los servicios sociales católicos, y evangelización, ofreciendo ayuda a los necesitados en invierno con la campaña de Calefacción, asistencia a las mujeres embarazadas a través del programa de Gabriel, sanación post aborto con los retiros Viñedo de Raquel, talleres de educación religiosa y oportunidades de formación en la fe, programas de preparación al matrimonio, retiro de hombres, mujeres, familias, y una escuela de discipulado.un programa semanal de radio y un periódico mensual en Español entre muchos otros servicios y ministerios.